Fundación
Aeronáutica
Guadalquivir

Tres aportaciones Españolas  que cambiaron la aviación en el Mundo.

 

Cuando en el Mundo se habla de Aviación es imprescindible hablar de la importante aportación española.

Se mencionan tres innovaciones fundamentales.

   La Primera: 

   Abas Ben Firnás,

 Córdoba, ESPAÑA

 

 

 Esa primera referencia se debe al Sabio Abas Ben Firnás, durante la época dorada del Califato de Córdoba.

 Hace ya 1.100 años, en el año 852, Abas Ben Firnás, saltó por primera vez desde lo alto de la MEZQUITA de Córdoba sufriendo tan sólo algunas heridas al romperse una de sus alas. No tuvo la misma suerte cuando lo volvió a intentar en el año  875, ya que saltando en parecidas circunstancias, terminó seriamente herido en su espalda y preguntándose lo útil que debía de ser la cola de los pájaros al aterrizar inventos como el suyo.

        Fue el primer vuelo de los conocidos como PILOTOS PARACAIDISTAS, porque más que volar lo que habían era llegar al suelo en mejores o peores circunstancias.

_______________________________________________________

   La Segunda:

    El Motor Hispano-Suiza

HS140 CV. 

 

Al iniciarse la I Guerra Mundial no existía ninguna industria aeronáutica en España y nuestra incipiente aviación militar que tanto entrenaba a sus pilotos como utilizaba aviones comprados en el extranjero, quedó paralizada, interrumpiéndose prácticamente las operaciones en Marruecos..

El entonces jefe de la Aeronáutica Española, Coronel Vives, decidió que lo más importante era independizar nuestra aviación del extranjero y, sobre todo, contar con un motor  fiable. Para ello ordenó el envío a Hispano-Suiza de Barcelona de todos los tipos de motores de que se disponían a fin de que su cuidadoso estudio sirviera de base a la realización de un prototipo nacional.

La Hispano-Suiza había sido fundada como empresa familiar en 1.903 dedicada, y con un gran prestigio, a la fabricación de automóviles. Fue fundada por el suizo Don Marcos Birkigt y por Don Damián Mateu.

El proyecto del motor HISPANO-SUIZA 140 CV. que revolucionó la aviación en el mundo y que permitió el dominio francés del aire durante la I Guerra Mundial fue desarrollado por el propio Marcos Birkigt, el señor Sousa Peco y el mecánico Quesada, estos últimos procedentes de la aviación militar.

Este es el Motor HS140CV. número 1 de los fabricados por la Hispano Suiza de 140 CV.

Museo del Aire de Madrid.

Los motores debían ser ligeros, principalmente de aluminio, pero la porosidad de este material hacía que no tuvieran las prestaciones deseadas. La Hispano-Suiza diseñó y fabricó los pistones de aluminio  pero con las camisas de acero.

El motor HS-140 fue fabricado bajo licencia en Francia; Wolseley, Inglaterra; Scat, Italia; Mitsubishi, Japón y en EE.UU por Simplex Automitive y Wright Martin.

Otros motores de la Hispano-Suiza, de mayor potencia, son los que permitieron vuelos tan famosos como los del Jesús del Gran Poder y del Cuatro Vientos.

Motor Hispano Suiza de 650 CV. Museo del Aire Madrid.

_____________________________________________________

   La Tercera:   

   El Autogiro de  Juan de la Cierva.  

 

 

 

Juan de la Cierva Codorniu

Un accidente del Cierva Trimotor , un biplano de casi 5.000 kilos y capaz de transportar 12 pasajeros, poco después del despegue en Cuatro Vientos, Madrid, por una pérdida de velocidad, fue el revulsivo del origen del Autogiro.

 

C-1 (Maqueta en el Museo del Aire. Cuatro Vientos)

Nuevo hangar del Museo del Aire. Cuatro Vientos. Madrid.

Cierva C.8W  Museo National Air and Space Museum, Smithsonian Institution.